Categorías
Uncategorized

Los 11 Aspectos Básicos

Los 11 aspectos de una producción musical.

Aprende los componentes más importantes de una composición profesional.

¿Cuáles son estos aspectos?

Para un productor musical es importante saber identificar una serie de aspectos musicales que dan sentido a una composición musical.

El concepto, la melodía, el ritmo, la armonía, la letra, la densidad, la instrumentación, la estructura, la interpretación, los equipos y la mezcla forman parte de los 11 aspectos de una producción musical.

1. El concepto.

En este punto a tratar debes identificar cuál es el concepto general de la canción. 

  • ¿Cuál es la esencia? 
  • ¿Cuál es ese mensaje que quiere transmitir?

El concepto puede ser algo muy identificativo y poderoso en el proyecto, mientras que en otras canciones puede ser inexistente, por lo que el concepto puede ser una canción sin concepto.

Como productor, debes dirigir y hacer sugerencias para enfatizar este concepto.

  • ¿La percusión está demasiado agresiva?
  • ¿La vocal es demasiado suave?

2. la melodía.

Otro elemento que puede formar parte de la canción (no necesariamente) es la melodía.

  • ¿Es demasiado simple? ¿Está demasiado caótica? ¿Suena raro?

Este y los siguientes puntos van apoyados con el punto anterior, el concepto de la canción. Podríamos estar buscando un sentimiento general alegre pero esta melodía no termina de dar esa apariencia.

Los objetivos típicos de una melodía son conseguir que suene pegadiza, que se quede grabada en la cabeza y se pueda tararear, que suene bonita o incluso interesante.

Deberás buscar una solución si te da la sensación de que la melodía suena sobrecargada, simple, caótica o molesta.

3. El Ritmo.

El ritmo no necesariamente se refiere al de la percusión, también incluye al ritmo vocal, instrumental… Escucha detenidamente el ritmo en tu canción.

  • ¿Crees que podrías hacer alguna sugerencia?
  • ¿Tiene variaciones de ritmos entre las diferentes secciones?

Podría ser demasiado simple, aburrido, robótico o estar sobrecargado.

Dentro del ritmo también influye mucho el tempo. En el lenguaje musical se calcula en BPM, beats por minuto.

  • ¿Suena la canción demasiado relajada?
  • ¿Suena demasiado rápida?

*Recuerdo que esto también va conectado al punto numero uno de esta lista, ¿el ritmo y el tempo van con la idea principal que se quiere transmitir en la canción?.

 

4. La Armonía.

Es fácil identificar partes disonantes en nuestras canciones. Elegir una escala donde construir todo nuestro proyecto es importante para crear un sentimiento de unión.

Para reforzar tu canción con un buen uso de la armonía, deberías de probar diferentes escalas y ver qué sensaciones te trasmiten.

  • ¿La finalidad es que suene épica?
  • ¿Quieres que suene triste y melancólica?

Un buen uso de la armonía puede resultar más agradable de escuchar, además de servir para unir el resto de elementos.

Un mal uso de la armonía puede crear una canción sobrecargada o demasiado simple, siendo aburrida.

 

5. la letra.

La letra o la voz es la encargada de dar un toque de humanización a la canción.

Un punto clave dentro de la letra, es la gramática. Revisa que esté todo correcto y que tenga sentido.

Muy a menudo se nos suele escapar frases que carecen de sentido con la anterior o con la siguiente, y es muy habitual que se ponga la letra en un segundo plano. ERROR.

  • ¿La letra es rítmicamente correcta?
  • ¿Estás conforme como queda la letra rítmicamente con la base?

Busca con la letra que se sienta identificativa, que sea sincera, que te haga meditar, rítmica… y huye de letras obvias, clichés y banales.

6. la densidad.

La densidad la podemos traducir sencillamente a la cantidad de sonidos que hay en cada parte de la canción y en cada zona de frecuencias.

  • ¿Suena espaciado?
  • ¿Suena colapsado?

Cuando tenemos una canción muy espaciada y nos suena demasiado hueca, podemos hacer usos de efectos para rellenar esos huecos. Haz pruebas con ecos, delays y reverberaciones.

Si nuestra vocal o instrumento suena aburrido, podemos grabarlo tres veces. Uno para colocarlo en mono en el centro, la segunda grabación en R y la tercera grabación en L, creando así un super efecto de amplitud del sonido.

 

El problema más típico es el de encontrarte todo abrumado, sin espacio. Para ello tienes que observar qué pistas puedes mutear en según que zonas para que aumente la claridad de esta.

  • ¿No suena la percusión clara? Quizás tengas exceso de instrumentos.
  • ¿No suena clara la secuencia de hihats? Quizás tengas demasiados instrumentos agudos y tendrás que elegir.

Cuando tengas bandas de frecuencias sobrecargadas, frecuencias altas, medias y graves, podrías plantearte mutear pistas que influyan en esa frecuencia, cambiar de escala o crear una inversión si son acordes.

Intenta que tu mezcla suene limpia, y vaya jugando de forma interesante la densidad en la mezcla, e intenta huir de una mezcla abarrotada durante toda la composición.

7. la instrumentación.

Escucha todas las pistas y sonidos del proyecto.

  • ¿Suenan con calidad todos ellos?

Si escuchas zumbidos extraños, ruidos o sonidos no correspondientes al instrumento, es posible que tengas que limpiar el sonido con ecualización, filtrado u otros procesadores de audio, aunque la solución perfecta es volver a grabar o reemplazar por otro sample del mismo instrumento.

A la hora de grabar quizás no tengas los instrumentos de calidad suficiente para conseguir un sonido profesional. Sería interesante plantear alquilar equipo de calidad.

A parte de los instrumentos musicales, experimenta grabando sonidos naturales del día a día, unidos junto a otras percusiones podría generar un sonido muy interesante.

En este punto, podemos distinguir de una instrumentación rara, única o que suena a lo mismo de siempre.

 

8. la estructura.

Una estructura musical está formada por el orden y la longitud de las diferentes secciones. Estas se diferencian comúnmente como intro, estrofa, coro, estribillo, pre estribillo, puente, etc.

Puedes tener secciones muy interesantes por separado, pero en el conjunto de la canción, notas que hay algo que no funciona… Cuando hay dudas, se suelen hacer diferentes versiones sobre un exportado en mp3 o wav a modo de boceto. 

¿Parece ahora más atractiva la canción?

  • ¿Ha ganado fuerza?
  • ¿Refuerza el gancho de la canción?

Intenta crear una estructura sorprendente y que tenga sentido, si tienes una estructura confusa y poco predecible quizás tengas un problema. Dependerá de lo que estés buscando y según el género musical.

9. la interpretación.

Es un conjunto de cinco cualidades indispensables para una canción compacta.

1. El tono: Es el encargado en que todos los instrumentos estén afinados. Identifica si hay alguna nota fuera de tono o si todo suena perfectamente en armonía.

2. La técnica: Suele ir con el género musical que estemos haciendo y del instrumento que se vaya a grabar. ¿Está el artista lo suficiente cualificado para tocar dicho instrumento?

3. La grandeza: Es la sensación de escuchar una canción completa. Que tiene ese gancho que no puedes parar de mover el pie o que te hace sentir emociones. ¿Te da escalofríos? ¿Te pone melancólico/a? ¿Te hace moverte de la silla?.

4. El tiempo: Es responsable de la velocidad general de nuestra canción.

5. La dinámica: Es la diferencia entre los volúmenes más bajos y más altos de una canción. También es la diferencia de energía entre las diferentes secciones de una canción.

10. Los equipos.

Es la maquinaria que se encarga de grabar las voces e instrumentos para posteriormente editarlas. Es importante tener un buen equipo en un buen estado para trabajar. 

Un ordenador lento, un cable que genera ruido, problemas de latencia por tener el ordenador al límite por la ram, etc. Deberías solucionar estos problemas antes de recibir a un cantante o de ponerte a trabajar.

Es importante conseguir un sonido limpio y presente, intentando huir de un sonido ruidoso y distorsionado.

11. la mezcla.

Es la encargada de emparejar los volúmenes y los efectos para que nuestra canción suene clara y profesional.

¡Hora de practicar!

Ahora que ya conoces más a fondo los 11 aspectos, intenta identificarlos en tus creaciones y tómalos en cuenta. 

Escoge una de tus canciones favoritas e identifica cómo han usado estos aspectos para enriquecer la canción. ¿Hay algo que especialmente te llame la atención? ¿A qué punto de los 11 aspectos pertenece?.

Con el tiempo irás desarrollando tus propios criterios para saber lo que está bien, lo que te gusta y lo que no.

Gracias por leer este post.

Para estar al tanto de ello, te recomiendo que me sigas en las redes sociales. También podrás encontrar tutoriales, tips y hacer consultas sobre producción musical totalmente gratis desde Instagram: @myukomusic

Estoy aquí para ayudarte. ¡Saludos y viva la música!

MYUKO.

¿Te ha gustado el contenido o te ha resultado útil? ¿Te gustaría tratar algún tema en especial en el siguiente post? Deja tu mensaje en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *